¿Tu báscula, como controlador de un proceso?

Al escuchar la palabra báscula o balanza, recordamos en automático aquellos equipos que nos sirven para pesar tortillas, materias primas o incluso los que nos pueden pesar a nosotros. Sin embargo, una báscula va más allá de lo cotidiano a lo que estamos acostumbrados.

Existen básculas con aplicaciones diseñadas para ser parte de un proceso de automatización; ya sea la báscula el controlador de todo el proceso, o bien, a través de una conexión a un Controlador Lógico Programable (PLC por sus siglas en inglés), el cual hace de una báscula parte de dicho proceso.

Ahora bien, ¿cómo una báscula puede ser el cerebro de todo un sistema de automatización?, esto se debe a que existen indicadores de la mara Avery Weigh Tronix o Systec, que pueden ser programados a fin de que por medio de mecanismos denominados “puntos de control” logren controlar una acción con base en determinados parámetros.

Los puntos de control, ya sean de salida, aquellos pueden activar automáticamente una alarma, sensor, válvula, semáforo u otro dispositivo que brinde una señal de aviso o con el fin de continuar con el proceso; o de entrada, quienes a través de un estímulo externo activan funciones del indicador para que se realice un actividad dentro del proceso, por ejemplo, un paro de emergencia.

Esta conexión de entrada y salida de información entre el indicador y demás dispositivos, diseñan un sistema de automatización que permite reducir tiempo y mermas en sus procesos de producción y distribución de sus productos. Es importante considerar, que ahora no basta con saber cuánto peso el producto, sino también etiquetarlo, registrarlo, tener trazabilidad de sus lotes, saber que operador lo hizo y demás variables que requiera su empresa.

La migración de tus equipos puede dar a tu empresa un mejor desempeño y control, así como una imagen ante sus clientes y proveedores de ser empresa competitiva e innovadora.

Importancia de la Verificación de una Báscula

La verificación es un proceso que permite constatar que una báscula pesa correctamente y para su realización se debe contemplar aquellos requisitos técnicos  y metrológicos establecidos en la Norma Oficial Mexicana NOM-010-SCFI-1994, en la que para su elaboración participó, entre otras empresas, La Casa de la Báscula. Sin embargo, se tiene que considerar cuando se debe cumplir dicho requisito.

¿Cómo sé si debo verificar mi báscula?

La verificación es obligatoria cuando su báscula sea utilizada en transacciones comerciales o sirva para determinar la tarifa de un servicio o bien. En otras palabras, si usted vende, arrienda o distribuye productos y servicios requiriendo una báscula para efectuar dichas actividades, ésta debe estar verificada.

Este servicio es realizado por, además de PROFECO, laboratorios acreditaos con personal capacitado.

¿Por qué se debe realizar la verificación?

PROFECO hace de este proceso un requerimiento fundamental con el fin de proteger al consumidor, brindando la seguridad de que los productos comprados son realmente la cantidad que se representa en la báscula.

Por lo anterior es importante considerar que si usted utiliza una báscula para sus procesos comerciales, y ésta no se encuentra verificada, será acreedor de una multa administrativa, o incluso de una suspensión de actividades, dependiendo de la evaluación de las autoridades correspondientes.

¿Cuándo puedo verificar mi báscula?

Su báscula debe ser verificada una vez al año en un periodo comprendido del 01 de enero al 31 de mayo, siendo un requisito principal que ésta se encuentre certificada.

En caso de que su báscula no aparezca dentro del listado de aprobación de modelo prototipo, o tener una antigüedad mayor a 10 años y no contar con un dictamen de verificación inicial, la verificación se debe realizar cada 6 meses en un periodo comprendido del 01 d enero al 31 de marzo y del 01 de julio al 30 de septiembre.

Cuando la verificación se realicé en condiciones distintas a las establecidas, entrará en una modalidad extraordinaria, la cual podrá ser realizada únicamente dentro de los primeros 5 días hábiles de cada mes por las unidades de verificación acreditadas y aprobadas, quienes deberán brindar ciertos requisitos ante las autoridades correspondientes.